Marisco de Galicia, todo lo que necesitas saber



El marisco se ha comido en todo el mundo durante siglos y no se puede hablar de estos sin mencionar a Galicia. La mayoría de los tipos de Galicia marisco se comen al vapor, al horno o fritos, algunos como las ostras y las almejas se pueden comer crudas o parcialmente cocidas.

Su sabor varía de dulce a salado y de sutil a delicado según el tipo y el método de cocción. Son ricos en proteínas magras, grasas saludables, minerales y poseen una gran cantidad de nutrientes, por lo que comer mariscos regularmente puede aumentar tu inmunidad, ayudarte a perder peso y proporcionar más salud al cerebro y a tu corazón.

Tipos de mariscos

Los mariscos son animales que habitan en el agua y tienen una concha o un exterior similar a ésta, pudiéndose dividir en dos grupos entre crustáceos y moluscos. Los crustáceos incluyen camarones, cangrejos de río, cangrejos y langostas, mientras que las almejas, las vieiras, las ostras y los mejillones son ejemplos de moluscos.

Si bien es cierto que la mayoría de los mariscos viven en agua salada, el nombre también se refiere a las especies que se encuentran en agua dulce.

En Galicia están disponibles en las tiendas de comestibles y restaurantes, y esta parte del país es conocida por la calidad de sus mariscos. Por ejemplo, la langosta es un alimento muy popular aquí, al igual que el camarón, un alimento básico en los platos gallegos.

¿Por qué comer mariscos?

La mayor parte de la grasa en los mariscos, se encuentra en forma de ácidos grasos Omega-3, que ofrecen una variedad de beneficios para el organismo, como mejorar la salud del cerebro y del corazón.

Además, los mariscos son ricos en hierro, zinc, magnesio y vitamina B12, los cuales tienen funciones importantes para el cuerpo, por ejemplo, 85 gramos de ostras tienen casi el 100% del valor diario que necesitamos de zinc.

Ten en cuenta que los mariscos son más nutritivos cuando se cocinan al vapor o al horno. Los mariscos empanados o fritos pueden contener calorías adicionales, carbohidratos refinados, sal añadida y otros ingredientes poco saludables.

Beneficios para tu salud

A continuación analizaremos los beneficios que nos proporcionan los mariscos:

Pueden ayudar a perder peso

Los mariscos, al tener pocas calorías y ser altos en proteínas magras y grasas saludables, se convierten en excelentes alimentos para comer y tratar de perder peso. Los alimentos ricos en proteínas te mantienen lleno y satisfecho, por lo que no tendrás la necesidad de comer entre horas, ayudándote así a mantener tu peso a raya.

Además y debido a su contenido en ácidos grasos Omega-3, éste puede provocar una mayor sensación de plenitud y ayudar a perder peso, más que otros alimentos ricos en proteínas.

Un estudio en adultos con sobrepeso, confirmó que aquellos que incluían en su alimentación más ácidos grasos Omega-3 se sentían significativamente más llenos.

Pueden promover la salud del corazón

El marisco está cargado de nutrientes que pueden promover la salud del corazón, incluidos los ácidos grasos Omega-3 y la vitamina B12.

Varios estudios han relacionado el consumo de ácidos grasos Omega-3 de pescado y mariscos, con un menor riesgo de enfermedad cardíaca, esto es probable porque los Omega-3 tienen efectos antiinflamatorios.

Bueno para tu cerebro

Los mismos nutrientes en los mariscos que son buenos para tu corazón, también son vitales para la salud del cerebro. De hecho, varios estudios han identificado niveles sanguíneos inadecuados de vitamina B12 y Omega-3, como factores de riesgo para problemas de desarrollo cerebral en niños, y como función cerebral saludable en adultos.

Prueba estos deliciosos platos


Entre algunas recetas deliciosas está el pulpo a la gallega, un plato que en su elaboración se utiliza pulpo cocido entero, y que se sirve con aceite de oliva y pimentón dulce, acompañado de patatas cocidas.

En Galicia es el plato estrella, siendo en el resto de España muy apreciado también. El salpicón de marisco gallego es otra de esas deliciosas recetas que se han mantenido en el tiempo, y está hecho a base de pata de pulpo, gambas, cangrejo y mejillones. Otro plato delicioso es el arroz con pota en su tinta, para lo que se necesitan calamares en su tinta, vino blanco y caldo de pescado.

Comer mariscos regularmente, especialmente ostras, almejas, mejillones, langostas y cangrejos, puede mejorar tus niveles de zinc y la función inmunológica en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!

Si necesitas contactar directamente conmigo puedes hacerlo a través de la pestaña CONTACTA CONMIGO en el menú superior