¿Cómo hacer una deliciosa ensalada vegana con patatas?




A la hora de comer, cada persona tiene sus gustos y preferencias. Y un movimiento que está dando mucho de qué hablar en los últimos tiempos es el de la cocina vegana, pues cada vez más personas se suman a esta onda de decirle no a los productos de origen animal y ya existen muchas recetas deliciosas como ésta.


La cocina vegana se ha vuelto mucho más popular en los últimos tiempos, ya que las personas están empezando a sensibilizarse en torno al excesivo nivel de producción que se le exige a los animales, para mantener la alimentación de esta inmensa población.

En vista de esto surge el movimiento vegano, que busca desarrollar un sistema de consumo de productos no dependiente de éstos que son de origen animal, sino basándose en la producción de la tierra como fuente original de provisión de alimentos.

A veces, la mente no nos da para idear recetas deliciosas y que cumplan con estos requisitos, pues llegamos a pensar que las cosas sólo son posibles de hacerse de la misma forma que lo hemos hecho hasta ahora, y la buena noticia es que no es así.

Un claro ejemplo de esto, se consigue con la mayonesa sin huevo y sin leche, que parece una utopía creada por algún disparatado chef, asumiendo que sería imposible conseguir la misma cremosidad que las que se preparan con huevo.

Lo cierto es que ya en el mercado existen marcas destinadas a este sector que son capaces de proveer este producto de forma normal, para que, quien lo desee, pueda adquirirlo y disfrutar de una cena deliciosa manteniendo firmes sus principios.

Además, es muy beneficiosa para quienes presentan problemas de intolerancia a la lactosa, por ejemplo, mejorando así los procesos digestivos del afectado. De la misma forma, es útil para aquellas personas con problemas de alergia al huevo, por lo que no existirán más inconvenientes ni privaciones

El paso a paso de la ensalada

Esta ensalada es bastante buena para acompañar comidas diarias, como cena sola o, también, se puede aprovechar su consumo para cualquier época. Por tanto, es una receta muy noble para hacerle frente a los escenarios que se presenten.

Por otro lado, la patata es un ingrediente muy versátil en la cocina y tiene buen gusto, por lo que muchas personas se sienten cómodas comiéndolas. Incluso, es posible incluir cualquier cantidad de ingredientes y, en muchos casos, le irá muy bien.

La preparación lleva muy poco tiempo, sobre todo después que se ha pasado por el período de cocción de las papas. Para hacerla, se necesitarán los siguientes ingredientes:

  • 8 papas de tamaño mediano.
  • 1 taza de mayonesa sin huevo y sin lactosa.
  • 2 cucharadas de cebolla en trozos muy finos. De preferencia que sea morada.
  • 1 cucharada de mostaza.
  • ½ taza de apio.
  • Ajo en polvo, pimentón y sal para condimentar.

La preparación se iniciará al lavar las papas, pelarlas y picarlas en trozos que sean más o menos semejantes, pues así se asegurará que hayan llegado a un punto de suavidad semejante. Después que culmine esta etapa, será mejor dejarlas enfriar a temperatura ambiente por el tiempo que sea necesario.

En un recipiente de dimensiones apropiadas para albergar todos los ingredientes y aún dejar espacio suficiente para mezclar, se colocan los demás productos (menos las papas) para lograr una crema suave y bien condimentada.
Para finalizar, habrá que incorporar las papas ya frías y remover muy bien para evitar que algunas de ellas queden descubiertas del aderezo. Esta ensalada se debe refrigerar, por lo menos, una hora antes de servir.

Como ves, es bastante sencilla y se puede hacer en unos pocos minutos, siempre y cuando se hayan colocado las papas a hervir con tiempo. Realmente es muy sabrosa y hasta a los niños les encantará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!

Si necesitas contactar directamente conmigo puedes hacerlo a través de la pestaña CONTACTA CONMIGO en el menú superior