Trinxat de la Cerdanya



Con la llegada del frío, apetecen los platos calientes, que reconforten y aporten calorías. Y de eso sabe mucho la gente de montaña. Las cocinas de los lugares fríos siempre rezuman tradición y son un festival de potencia, olor y sabor.
En Catalunya, uno de los platos de montaña más populares es el conocido trinxat. Se trata de una receta fácil y deliciosa, que tiene como base la col, la patata, la panceta y la butifarra. El trinxat más conocido es el que se elabora en la comarca de la Cerdanya, tocando a los Pirineos, pero también está muy extendido en el Alt Urgell y en tierras andorranas. Trinxar en catalán significa partir en trozos pequeños, así que ya tenéis una pista.


Elaborar un buen trinxat no es complicado, pero hay que saber la técnica. Es un plato imprescindible en los restaurantes de alta montaña en Catalunya y todos los aspirantes a cocinero es lo primera que aprenden. Así que ya sabéis, si consultáis el tablón de anuncios de empleo y os topáis con una oferta en la Cerdanya, tendréis que poneros las pilas con el trinxat.

Ingredientes para 4 personas

Aprender a elaborar un buen trinxat no es complicado. Podéis buscar un cocinero que os ayude, pero con nuestras indicaciones os va a salir de rechupete. Aquí tenéis los ingredientes.

             1 col rizada mediana
             ½ kilo de patatas kennebec
             4 tiras de panceta gruesos
             150 gramos de butifarra negra
             2 dientes de ajo
             Sal y aceite de oliva virgen extra (OVE)
Elaboración
Los utensilios para el elaborar el trinxat son una olla y una sartén grande. La elaboración dura unos 40 minutos, así que manos a la obra.

1.          Lava la col, trocéala en varias partes y ponla a hervir en un una olla con un puñado de sal. Procura elegir una col tierna, de color verde intenso. Las que dan mejor resultado son las rizadas.
2.          Pela las patatas, trocéalas y añádelas a la olla junto a la col para que hiervan durante unos 25 minutos.
3.          Mientras la col y las patatas se hierven, coloca las tiras de panceta en una sartén con aceite para que se vayan friendo y añade también la butifarra negra cortada en rodajas gruesas.
4.          Retira la panceta y la butifarra y resérvalas. En el mismo aceite de la sartén se pueden freír los ajos laminados. Algunas personas no ponen ajos, pero siempre le dan un toco más sabroso a la receta.
5.          Cuela la col y las patatas y añádelas a la sartén aplastándolas con un tenedor. La idea es crear una masa de trozos pequeños compacta y homogénea. Es importante mantener la sartén a fuego medio, para que la mezcla se acabe de cocer. Si os gusta la textura crujiente, podéis subir un poco el fuego hasta que el trinxat se vea más dorado. 

Una sugerencia para emplatar es coger un molde de aluminio redondo o cuadrado y colocar dentro el trinxat aplastándolo un poco más. Al retirarlo, tendremos una forma de timbal. La panceta y los trozos de butifarra se pueden colocar encima o apoyados en los lados. A la hora de servir, podéis añadir unas rebanaditas de pan tostado o frito y rociar todo el producto con unas gotas de aceite de oliva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!

Si necesitas contactar directamente conmigo puedes hacerlo a través de la pestaña CONTACTA CONMIGO en el menú superior