Lactojoy, una ayuda para los intolerantes a la lactosa

Lactojoy, una ayuda para los intolerantes a la lactosa

Habéis sido bastantes los lectores que nos habéis mandado mails o mensajes por redes sociales comentándonos que os gustan nuestras recetas (sobre todo de postres) pero que vosotros o alguno de vuestros familiares cercanos son intolerantes a la lactosa. Por eso cuando los chicos de Lactojoy se pusieron en contacto con nosotros y nos contaron un poco sobre sus pastillas de lactasa nos pareció interesantes contaros un poco más sobre ellas



Pero primero vamos a solucionar algunas dudas

¿Que es exactamente ser intolerante a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa consiste en un déficit de la encima lactasa en el intestino, debido a que el cuerpo no la produce o bien lo hace en poca cantidad. La función de esta encima es dividir la lactosa -azúcar presente en la leche y derivados- en glucosa y galactosa. Es por este motivo que al consumir productos con lactosa algunas personas padecen problemas digestivos porque les cuesta digerirla y les provoca diversos problemas estomacales.



Y ahí es donde entran el juego las pastillas de Lactojoy. Estos comprimidos le aportan al cuerpo la encima lactasa suficiente para poder digerir así la lactosa que se ha consumido.

Esta claro que estas pastillas no están pensadas para solucionar de raíz el problema de la intolerancia a la lactosa. Estas pastillas están pensadas para que en determinadas ocasiones, ya sea un antojo, una comida fuera de casa.., la persona intolerante las tome y pueda consumir, de forma ocasional, productos que contengan lactosa.

Es suficiente con tomar un comprimido LactoJoy antes del consumo de una comida que contenga lactosa. Se puede aumentar la cantidad de comprimidos - dependiendo del contenido de lactosa y del nivel de intolerancia a la lactosa de cada persona - hasta que dejen de manifestarse los problemas digestivos. Eso si, no debe excederse 10 comprimidos al día, este es el consumo máximo diario recomendado

Además su envase discreto y resistente permite llevar los comprimidos de lactosa siempre encima para así poder tomarlos en cualquier momento que nos haga falta

También hay que tener en cuenta, y me parece un detalle importante que las pastillas solo contienen lactasa (maltodextrina, lactasa) y antiaglomerantes por lo que son también aptos para gente vegana o que tenga problemas con el gluten

¿Os apetece saber más sobre estas las pastillas de Lactojoy? Pues pasaron por su web ¡Allí tenéis todo mucho mejor explicado!

Espero que este pequeño post os haya ayudado o por lo menos os haya dado una idea para que podáis, si queréis, disfrutar de una café con leche o una porción de tarta de queso sin tener que sufrir los efectos secundarios de la intolerancia a la lactosa.

Por cierto ¿Alguno de vosotros sois intolerantes a la lactosa? ¿Tomáis o habéis tomado este tipo de pastillas? Contadme vuestras experiencias en los comentarios de este post. ¡Seguro que a mucha gente le viene genial tener más información!

Nos vemos en el próximo post, mientras podéis seguirnos en nuestra página de Facebook, y también puedes ver que tramamos a través de InstagramPinterest y Youtube.

Gracias por leerme

Un abrazo ;)








Post patrocinado por Lactojoy y escrito 100% por mi, con mis propias opiniones. Nunca recomendaré algo que no me guste y que no piense que  pueda interesara mis lectores

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!

Si necesitas contactar directamente conmigo puedes hacerlo a través de la pestaña CONTACTA CONMIGO en el menú superior