Tarta de queso fría básica, sin horno ¡Para acompañar con lo que más te gustes!

Tarta de queso fría sin horno básica

Tenemos muchas tartas de queso sin horno en el blog: con limón, con dulce de leche, con chocolate, con Oreos... Pero hoy os lo vamos a poner mucho más fácil os vamos a explicar cómo preparar una tarta de queso fría básica para que luego, por encima, le pongáis lo que más os guste y así podáis adaptarla del todo a vuestros gustos.

Se trata por tanto de una receta sencilla, con ingredientes muy básicos y con un paso a paso super sencillo ¡Si nunca habéis hecho una tarta de queso sin horno en casa ¡Esta es la receta perfecta para empezar! Y si ya sois un expertos esta tarta os servirá de base para hacer un montón de tartas diferentes

¡Venga! ¡Vamos a por la receta!

Receta en vídeo paso a paso

Si quieres ver la receta sin perderte ningún detalle o simplemente no te apetece leer ¡Dale al play!


Si te gusta este vídeo puedes ver muchos más en nuestro canal de Youtube. Suscríbete ¡Y danos like!

Ingredientes

Para un molde de 19cm

Para la base
150gr de galletas tipo María
75gr de mantequilla

Para el relleno
350gr de queso crema
400ml de nata
120gr de azúcar
4 hojas de gelatina (unos gr 5 de gelatina en polvo)

Tarta de queso fría sin horno básica

Cómo preparar la tarta de queso sin horno básica

1.- Comenzamos, como siempre en este tipo de tartas, preparando la base. Trituramos las galletas con ayuda de un robot de cocina o, si no, podeis meter las galletas en un bolsa de plástico y pasar el rodillo hasta hacerlas polvo.

2.- Mezclamos el polvo de galletas con la mantequilla fundida. Repartiremos esta mezcla sobre el fondo de un molde desmontable que previamente hemos cubierto con papel de horno. Apretamos bien con el dorso de una cuchara para que se asiente bien y quede una capa compacta. Metemos en la nevera.

3.- Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría y empezamos a preparar la mousse de queso. En un bol mezclamos el queso crema con 50ml de nata y el azúcar. Calentamos al baño maría o al microondas hasta que el queso esté fundido. Mezclamos bien hasta tener una crema homogénea, añadimos la gelatina escurrida y volvemos a mezclar hasta que se disuelva.  Dejamos reposar la crema hasta que esté a temperatura ambiente.

4.- Cuando la crema esté ya fría montamos la nata. Recordad que la nata debe estar bien fría para montar y ademas tanto el bol como la batidora no deben tener restos de agua ni de otras cosas, si no, no montará.

Tarta de queso fría sin horno básica


5.- Añadimos un poco de nata montada al bol de la crema de queso que tenemos a fría y mezclamos. Esto ayudará que luego se integren mejor las dos cosas. Añadimos ahora la crema de queso sobre la nata montada y removemos suavemente y con movimientos envolventes hasta tener una textura homogénea.

6.- Vertemos la mousse de queso sobre la base de galletas, alisamos y dejamos de nuevo en la nevera para que la crema asiente y se enfríe bien durante, al menos 4-5 horas. Lo mejor es dejarla de un día para otro.

7.- Ya solo nos queda desmoldar y acompañar con lo que más nos guste, chocolate, fruta fresca, mermelada, dulce de leche, trocitos de galletas Oreo, ¡Tienes mil opciones!


Espero que os haya gustado tarta de queso sin horno y que os animéis a hacerla en casa. Ya sabéis que nos hará mucha ilusión si subís una foto de vuestra receta a las redes y nos etiquetáis ¡Así podremos ver lo bien que os ha quedado!

Nos vemos en el próximo post, mientras podéis seguirnos en nuestra página de Facebook, y también puedes ver que tramamos a través de InstagramPinterest y Youtube.

Gracias por leerme

Un abrazo ;)










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchísimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!

Si necesitas contactar directamente conmigo puedes hacerlo a través de la pestaña CONTACTA CONMIGO en el menú superior