Tarta mousse de chocolate blanco ¡Fácil y deliciosa!

Tarta mousse de chocolate blanco ¡Fácil y deliciosa!

¡Por fin! Hacia un montón de tiempo que tenia pendiente subir esta receta de la tarta mousse de chocolate blanco  y hoy por fín he tenido un poco de tiempo.

Esta tarta de chocolate blanco es muy fácil de preparar y tiene una textura muy suave. Además no es excesivamente dulce por lo que no empalaga demasiado.

Nosotros la preparamos para un cumpleaños ¡Y fue todo un éxito! Así que os la recomendamos

¡Vamos a por la receta!

Receta en vídeo paso a paso

Si quieres ver la receta sin perderte ningún detalle o simplemente no te apetece leer ¡Dale al play!


Si te gusta este vídeo puedes ver muchos más en nuestro canal de Youtube. Suscríbete ¡Y danos like!

Ingredientes

Para un molde de 21cm de diámetro (8 raciones)

Para la mousse
600ml de nata para montar o  crema
300gr de chocolate
Un chorrito de vainilla líquida
6 hojas de gelatina (10gr)

Para la base
150gr de galletas tipo "Digestive" o las que os guten
70 gr de mantequilla

Para decorar
Grajeas de chocolate de colores

Tarta mousse de chocolate blanco ¡Fácil y deliciosa!

Cómo preparar la tarta mousse de chocolate blanco

1.- Como siempre, para comenzar con este tipo tartas preparamos la base. Trituramos las galletas hasta que tengan textura fina y lo mezclamos con la mantequilla fundida. Debe quedar como arena mojada.

2.- Con esta mezcla cubrimos el fondo de un molde de 21cm de diámetro. En este caso para poder desmoldar la tarta más fácilmente hemos cubierto el fondo con papel de horno. Dejamos enfriar en la nevera.

3.- Ahora llega el momento de preparar la mouuse de chocolate blanco. Comenzamos poniendo a hidratar la gelatina en agua fría.

4.- Por otro lado fundiremos el chocolate blanco con un par de cucharadas de nata. Lo podemos hacer al baño maría o la microondas. Con este chocolate debemos tener mucho cuidado ya que se quema con facilidad

5.- Una vez tengamos el chocolate fundido añadiremos la gelatina hidratada y bien escurrida. Mezclamos y dejamos que pierda un poco de temperatura.

6.- Montamos la nata hasta que doble el volumen y forma picos que se mantengan. Recordad que para que la nata monte bien ha de estar bien fría.



7.- Añadimos el chocolate fundido con la gelatina y la vainilla a la nata  y mezclamos con movimientos suaves y envolventes.

8.- Cuando la mezcla anterior sea homogénea la vertemos en el molde sobre la base de galletas. Metemos en la nevera y dejamos enfriar unas 4-5 horas. Lo mejor es  hacerla de un día para el siguiente.

9.- Cuando la tarta esté ya bien fría la desmoldamos. La colocamos sobre el pie o plato que más nos guste y la decoramos. En nuestro caso usamos grajeas de colores pero puedes ponerle lo que más te guste: chocolate blanco o negro, frutos rojos, mermelada, fruta a trocitos...

¿Que te ha parecido? ¿Te animas a prepararla en casa?

Antes de despedirme te dejo otras dos recetas de tartas con mousse que os encantarán


Nos vemos en el próximo post, mientras puedes seguirnos en nuestra página de Facebook, y también puedes ver que tramamos a través de Instagram y Pinterest   ¡Ah! y no te olvides de Youtube.

Gracias por leerme

Un abrazo ;)





3 comentarios:

  1. Si que se ve facil, pero sobre todo te ha quedado preciosa, con un corte de lo mas apetecible, me ha encantado. Mil besicos

    ResponderEliminar
  2. Que bonita te ha quedado con esos caramelitos de colores, jeje. Parece fácil de hacer, aunque no me imagino mucho el sabor, creo que hace muchooo que no como chocolate blanco, jajaja, siempre busco el mas negro que encuentro :P
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo26/10/17

    Muy buena pintaaaa, se puede hacer igual pero con chocolate negro?

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!

Si necesitas contactar directamente conmigo puedes hacerlo a través de la pestaña CONTACTA CONMIGO en el menú superior