Tres aperitivos fáciles con aceitunas


Hoy no os traigo una receta, ni dos ¡Vengo con tres! Tres recetas de aperitivos sencillos y deliciosos con aceitunas que estoy seguro que os van a encantar.

Hace unos días los chicos de aceitunas Fragata nos propusiero el reto de preparar varios aperitivos fáciles  para compartir en #TuPausaMediterránea. Es decir, esos momentos en los que nos paramos a disfrutar de la vida y, claro está, ¡No pudimos decirles que no!

Así que, nos pusimos a darle a la cabeza y... ¿Te apetece descubrir estos tres aperitivos? Pues sigue leyendo ;)

Receta en vídeo paso a paso

Si quieres ver la receta sin perderte ningún detalle o simplemente no te apetece leer ¡Dale al play!



Tartaletas de aceitunas negras con queso feta y miel.

Para el primer aperitivo decidimos usar las aceitunas negras aliñadas a las finas hierbas que combinan genial con quesos suaves, así que para jugar con la idea de #tuPausaMediterranea hemos elegido un queso blanco y ligeramente salado típico de Grecia, el queso feta.


Hemos chafado con un tenedor el queso y le hemos añadido las aceitunas picadas, hemos sazonado con un poco de romero y, para darle un toque diferente y sorprendente hemos añadido un toque de miel. Rellenamos unas mini tartaletas con la mezcla, colocamos un trocito de aceituna encima para darle un poco mas de vista y ¡Listo! ¿Os gusta esta idea?

Piquillos rellenos de aceitunas y atún.

Para el segundo aperitivo hemos recurrido a una mezcla típica que nos recuerda nuestra infancia. Aceitunas y atún ¿Quién no ha comido esto de pequeño? Para darle un toque diferente hemos usado esta combinación para rellenar unos piquillos ¡Más rico imposible!



Para preparar este aperitivo solo tenemos que picar unas aceitunas, en nuestro caso de la variedad manzanilla aliñadas con tomillo, y las hemos mezclado con atún desmenuzado y un poco de mayonesa. Con esta mezcla rellenamos unos pimientos del piquillo. Para que se puedan comer más fácil los hemos servido sobre unas tostas de pan que además le aportan un toque crujiente.  ¿A que suena delicioso?

Aceitunas rellenas de queso y anchoas.

¡Otra combinación que siempre funciona! Aceitunas con anchoas y para suavizar un poco de queso ¡Otra idea super sencilla y que está para chuparse los dedos!


En este caso la elaboración, por no llamarlo simplemente montaje, es mínimo. Cogemos unas aceitunas manzanilla, en nuestro caso las aliñadas con tomillo, y las partimos por la mitad, ponemos  un trocito de queso, nosotros optamos por un semicurado muy suave, y enrollamos todo con un filete de anchoa. Ponemos un palillo para sujetar todo el conjunto ¡Y listo!

¡Pues hasta aquí llega el post de hoy! ¿Que os han parecido estas ideas?  Y lo más importante ¿Crees que hemos superado el reto?

Nos vemos en el próximo post, mientras podéis seguirnos en nuestra página de Facebook, y también puedes ver que tramamos a través de Instagram, Pinterest y Youtube.

Gracias por leerme

Un abrazo ;)

Post patrocinado por Aceitunas Fragata pero escrito 100% por mi, con mis propias opiniones. Nunca recomendaré algo que no me guste y que no piense que te pueda interesar.







3 comentarios:

  1. Pues yo, si la ensaladilla rusa no lleva aceitunas, no es ensaladilla. Y también le pongo aceitunas a las empanadillas y empanadas de atún. Y a la ensalada de lechuga y tomate. Y a muchas otras cosas. Pero igual que los talibanes de la paella dicen que si no lleva conejo no es paella, yo digo que estos platos no lo son si no llevan aceitunas (verdes). Y El Invitado de Invierno tiene una receta riquísima de pollo con aceitunas.
    Menos mal que existen las aceitunas que sin no...
    Nota: en realidad puedo vivir sin aceitunas. Y sin carne y sin queso y sin fruta y sin yogur... :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía!! Más razón que un santo Xd Voy a buscar ese pollo con aceitunas que seguro estará riquísimo!

      Eliminar
  2. Las olivas, qué haría yo sin ellas. Me encantan. Y en mi cuidad que está bañada por la mejor huerta de Europa (dicho por los expertos) tenemos muchas variedades estupendas. Y, aquí la tradición es ponerle ese manjar verde y negro, junto con las patatas frias de bolsa rociadas con un chorro de limón y pimienta. Ensaladilla, ensalada, etc... Digo olivas porque es cómo las llamamos aquí.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!

Si necesitas contactar directamente conmigo puedes hacerlo a través de la pestaña CONTACTA CONMIGO en el menú superior