Panna cotta de chocolate blanco con corazones. Receta de San Valentín


¡Ya se acerca San Valentín! Y viendo que en la red ya todo se esta llenando de corazones ¡Nosotros no hemos querido ser menos! Así que desde hoy hasta el día 14 vamos a daros algunas ideas para que podáis sorprender a vuestra pareja.

Esta primera receta la tenía ya pendiente desde el año pasado, cuando la vi en Pinterest. Me gusto la idea porque por una parte la panna cotta de chocolate blanco tenía que estar buenísima y por otro lado porque la idea de la decoración con corazones me parecio super bonita ¿A que si?

¡Ah! y por cierto ¡Ayer cumplimos dos años desde que comenzamos con el canal de Youtube! Así que estamos de aniversario... Parece que fue el otro dia cuando mi chico me convenció para grabar las recetas... ¡Y mirad por donde ya hemos superado los 16.000 suscriptores! Muchisimas gracias :)

Y ahora si ¡Vamos a por la receta!


Receta en vídeo paso a paso
Si quieres ver la receta sin perderte ningún detalle o simplemente no te apetece leer ¡Dale al play!


Ingredientes

400ml de nata
100ml de leche
100gr de chocolate blanco
Vainilla liquida
Un sobre de gelatina de fresa
40gr de azúcar
3 hojas de gelatina (7gr aprox)


Cómo preparar la panna cotta de chocolate con corazones

1.- Comenzamos con la gelatina roja. La preparamos según nos indique el fabricante en el envase. En nuestra caso es tan simple como disolver el contenido del sobre en  500ml de agua caliente. 

2.- Vertemos la gelatina en un recipiente amplio previamente pincelado ligeramente con aceite para facilitar el desmoldado. Dejaremos enfriar en la nevera hasta que esté cuajada. Lo normal es que tarde entre 2 y 4 horas.  Este paso lo podeis dejar hecho el dia de anterior.

3.- Es el momento de preparar la panna cotta. En un bol ponemos la nata, la leche, la vainilla y el azúcar. Calentamos al microondas un par de minutos a máxima potencia hasta que esté la mezcla bien caliente. Mientras, hidratamos también las hojas de gelatina poniéndolas a remojo en agua fría

4.- Añadimos al bol el chocolate picado y removemos hasta que se funda y quede una crema homogénea. Escurrimos bien la gelatina, que ya estará hidratada, y la añadimos también a la nata. Removemos hasta que se funda del todo. Dejaremos reposar esta crema a temperatura ambiente hasta que esté templada.


5.- Con la ayuda de cortadores de galletas o similar haremos corazones de gelatina o cualquier otra forma que os guste. Los pegaremos delicadamente en las paredes interiores de los vasos.

6.- Rellenaremos los vasos con la crema de panna cotta templada con mucho cuidado. Si la crema está aun demasiado caliente se corre el riesgo de que los corazones se fundan ¡Tened paciencia!

7.- Dejaremos enfriar las panna cottas en la nevera hasta el momento de servirlas. Las podemos servir tal cual o decorarlas con nata montada o un coulis de fresas, frutos del bosque.. a vuestro gusto.



¡Espero que os animéis con esta receta! Como veis es muy sencilla de preparar y queda genial como detalle dulce para San Valentín

La idea original de esta receta es del blog Kanela y limón

Antes de despedirme te dejo otras dos recetas para San Valentín que te encantarán:



Nos vemos en el próximo post, mientras podéis seguirnos en nuestra página de Facebook, y también puedes ver que tramamos a través de InstagramPinterest y Youtube.

Gracias por leerme

Un abrazo ;)


5 comentarios:

  1. Ala!!! Que cuki!! La pannacota me encanta... Y así presentada, me enamora 😉. Besos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ala!!! Que cuki!! La pannacota me encanta... Y así presentada, me enamora 😉. Besos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Que chula la panna cotta,y yo que no la hice nunca,tengo que poner remedio ya,aunque en mi casa no celebramos San Valentin.besinos

    ResponderEliminar
  4. Aparte de que quedan absolutamente divinos es que tienen que estar muy ricos estos vasitos jeje. Besos .

    ResponderEliminar
  5. Que vasitos tan bonitos te han quedado con esos corazones de gelatina, y seguro que están superricos, jeje
    Besote!!!!

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!