Tarta fría de leche condensada, limón y galletas ¡Sin horno ni gelatina!

Tarta fría de leche condensada, limón y galletas

¡Estoy seguro que la receta de hoy te va a encantar! Una tarta fría con una textura cremosa y un toque ácido que la hace espectacular.

Además lo que mejor de esta receta es que se prepara sin usar el horno ¡Y sin gelatina! Que se que a veces la gelatina a algunas personas les asusta. Así que esta tarta de limón es la receta perfecta para preparar sin complicaciones y de forma muy sencilla.

¿Quieres aprender a preparar esta tarta fría de leche condensada, limón y galletas? Pues sigue leyendo


Receta en vídeo paso a paso


Ingredientes

Para una tarta de 8-10 raciones

370gr de leche condensada Un bote pequeño
400ml de nata para montar
150ml de zumo de limón
100ml de leche
Un paquete de galletas tostadas rectangulares

Cómo preparar la tarta de leche condensada, limón y galletas


1.- Comenzamos preparando la crema. En un bol mezclamos la nata con la leche condensada.

2.- Mientras batimos vamos añadiendo el zumo de limón. Veremos como, gracias a la acción del ácido sobre la nata en pocos segundos la mezcla comienza a espesar hasta tener una textura cremosa y sin grumos.

Tarta fría de leche condensada, limón y galletas


3.- Preparamos un molde rectangular cubriendo el interior con papel film y comenzamos a montar las capas de la tarta. En el fondo colocamos una capa fina de crema de limón. Cubrimos con una capa de galletas mojadas en leche, otra capa de crema, otra de galletas.. Y así hasta terminar con la crema.

4.- Cubrimos con una capa de film y dejamos en la nevera un mínimo de 4 horas para que la crema termine de solidificar. En nuestro caso la hemos dejado una noche entera.

5.- Desmoldamos sobre la fuente en la que la vamos a servir y quitamos el film. Decoramos con un par de galletas a trocitos y ralladura de lima y limón

Tarta fría de leche condensada, limón y galletas

¿Qué te ha parecido la receta?  

Ya sabes que para cualquier duda o pregunta puedes dejarlo en los comentarios y te contestaré en cuanto pueda. Ademas también tienes nuestras redes sociales: Facebook y Youtube ¡Te esperamos!

¡Hasta la proxima receta! ;)


12 comentarios:

  1. ¡Me encanta! La tengo que hacer sí o sí ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Como cuca me la apunto y me dispongo a a hacerla !! que buena pinta me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  3. Qué tarta tan rica! Y eso de no tener que usar gelatina es un plus :) Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. Pues me ha encantado. Muy refrescante y sin complicaciones. Deliciosa.

    ResponderEliminar
  5. Perfecta una tarta sin horno. Nosotros hacemos una con sobaos pasiegos, leche condensada y piña.

    ResponderEliminar
  6. Tiene muy buena pinta. Pero cuaja bien?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfectamente!! Ya ves las fotos, el corte es limpio ;)

      Eliminar
  7. Anónimo14/12/16

    Cuando se mezcla la nata con la leche condensada, está ya montada?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, la nata de añade tal cual. Sin montar. Cuaja gracias al efecto del limón

      Eliminar
  8. Ha quedado super rica, pero creo que no ha cuajado tanto como la vuestra.
    He seguido todas las cantidades y el mismo proceso (incluso enfriando un día entero en la nevera). Estaba firme, pero el corte no era tan limpio y pasado un rato después de desmoldarla, el trocito que ha sobrado se empezaba a "desparramar".

    Pero aún así, MUY rica. He triunfado, jajaja.

    ResponderEliminar
  9. es lo mismo crema,a de leche que nata para montar o no

    ResponderEliminar
  10. Esta tarde la hago!! ME encanta!!

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!