Pastel (o pudin) de atún. La receta que nunca falla


¡Estoy seguro de que este pudin salado te va a encantar! Porque seguro que alguna vez has intentado hacer un pastel de pescado y, aun siguiendo la receta al pie de la letra, se te ha quedado inestable y blando, nada que ver con la fotografía que venia en la receta.

Pues bien, este fin de semana he preparado mi receta “infalible” para este tipo de pastel. Y digo que es infalible porque desde que descubrí el truco que os cuento en la receta nunca, nunca me ha vuelto a salir mal.

Hoy la receta la he preparado con un ingrediente básico: El atún, pero es una receta base que podrás variar a tu gusto añadiendo los ingredientes que más te gusten. ¡Ya verás como te encanta!

¡Venga, vamos a por la receta!

Receta en vídeo paso a paso


Si quieres ver como hemos preparado esta receta sin perderte ningún detalle ¡Dale al play!


Ingredientes


200gr de atún en conserva. Bien escurridos, sin nada de liquido
500ml de leche evaporada
4 huevos
3-4 rebanadas de pan de molde
3-4 cucharadas de salsa de tomate
Sal y pimienta.

Cómo preparar el pastel (o pudin) de atún


1.- En un bol mezclamos todos los ingredientes: Es importante que el atún esté bien escurrido, este detalle es importante para que el pastel quede cuajado. Por otra parte otro detalle importante es el pan que también ayuda con la textura.

2.- Trituramos todo junto y ponemos a punto de sal y pimienta.Es importante sazonar bien esta mezcla para que quede un buen pastel.


3.- Vertemos la mezcla en un molde para pudin. Yo en mi caso como mi molde es antiadherente no me hizo falta pero si tu molde es antiguo o no confías del todo en que no se pegue puedes untar el interior del molde con un poco de mantequilla fundida.
4.- Colocáis el molde sobre una fuente honda y añadís agua sobre la fuente de horno honda hasta un par de dedos de altura.

5.- Metemos el molde dentro de la bandeja en el horno. Cocinamos 50 minutos a 170ºC vigilando que no se queme la superficie. Si veis que empieza a tostarse, poned un poco de papel de aluminio por encima para que continúe la cocción pero que no se os queme.

6.- Una vez transcurrido ese tiempo, lo sacamos del horno y lo pinchamos con una brocheta o similar para ver si ya tiene la consistencia deseada. El pincho debe salir limpio, lo que nos indicará que el interior ya esta cuajado. Dejamos enfriar dentro del agua para que pierda temperatura poco a poco.

7.- Una vez a temperatura ambiente lo metemos en la nevera un par de horas.

8.- Desmoldamos sobre la fuente donde lo vayamos a servir y decoramos, en mi caso le puse perejil picado para darle un poco de color y unos tomates cherry partidos en cuartos. También podeis decorarlo con mayonesa, lechuga o incluso unas tiras de pimiento asado.

¡Ya verás! Si has tenido alguna vez problemas con este tipo de preparación ¡Prueba esta receta y me cuentas!

Ya sabes que para cualquier duda o pregunta puedes dejarlo en los comentarios y te contestaré en cuanto pueda. Ademas también tienes nuestras redes sociales: Facebook y Youtube ¡Te esperamos!

¡Hasta la proxima receta! ;)





5 comentarios:

  1. Siempre me llaman la atención este tipo de pasteles o pudines de pescado y nunca me lanzo a hacerlos, este si me dices que es infalible...¡¡me lo apunto!!, que habrá que probarlo
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puen animate mujer! Ya verás que si! ;)

      Un saludo

      Eliminar
  2. Hummmm tiene buena pinta. Eso se come así tal cual, o es para untar como un paté sobre tostadas? no se...no acabo de imaginar la consistencia que tiene, pero me parece muy apetecible.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  3. Tiene que estar riquísimo, menuda pinta que tiene!!
    Besos

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!