Coulant o bizcocho líquido de chocolate


¡Siiii! Estoy seguro que esa receta te va a encantar. Llámalo cómo quieras: Coulant, bizcocho liquido de chocolate, volcán de chocolate, Soufflé... Seguro que ya sabes de que hablo, ese bizcocho de chocolate que al meterle la cuchara se rompe y sale su interior liquido .. mmmhh!  

La versión original de este delicioso postre es del gran cocinero francés Michel Bras. Este chef patentó su creación bajo el nombre “Coulant de chocolate“, por eso cada restaurante lo llama de una manera distinta y lo podéis encontrar con muchos nombres pero la idea es la misma. Un bizcocho con una masa con muy poca  harina y mucho chocolate que se cuece lo justo para que el exterior quede cocido y el interior todavía liquido. Puede parecer una receta muy complicada pero ya te digo yo que la masa es muy sencilla. Casi casi es mezclar y hornear. Así que no te asustes ¡Ya verás cómo con el paso a paso y el vídeo este postre te quedará espectacular!


Para esta receta hay mucho moldes pero yo te recomiendo los de aluminio de usar y tirar, los típicos para flanes. Los puedes encontrar en cualquier supermercado o bazar por poco más de un euro. Van genial ya que hornean y se desamoldan muy bien.

Vídeo receta paso a paso



Ingredientes


Para 8-9 Coulants

200gr de chocolate negro 70%
180gr de mantequilla + 10 gr para pintar los moldes
5 huevos medianos
80gr de azúcar glas +  10 gr para espolvorear
80gr de harina
25gr de cacao en polvo (Yo uso Valor)
5gr de levadura química o impulsor

Cómo hacer Coulant o bizcocho liquido de chocolate


1.- En un bol ponemos el chocolate y la mantequilla. Fundimos en el microondas a media potencia durante 3 minutos, removiendo cada minuto para que no se queme. También lo podeis fundir al baño maría.

2.- Una vez fuera del microondas removeremos bien para que, con el calor residual se termine de derretir y tengamos una mezcla homogénea. Dejamos templar unos 5 o 10 minutos



3.- Añadimos los huevos a la masa y mezclamos bien.

4.- A continuación incorporamos también el azúcar glass y volvemos a batir

5.- Para terminar la masa añadimos la harina, el cacao en polvo y el impulso. Mezclamos de nuevo hasta tener una masa homogénea.

6.- Derretimos la mantequilla que teníamos apartada y pincelamos el interior de los moldes. De esa forma nos será más fácil luego desmoldarlos

7.- Rellenamos con la masa hasta unos 3/4 partes ya que el bizcocho subirá un poco y así no  hay peligro de que se salga

8.- Ahora vamos ya a por la parte más importante de esta receta: La cocción. Cómo os he comentado antes el interior del bizcocho debe quedar liquido por lo que es muy importante cocerlo el tiempo exacto.  Podemos hacerlo de tres formas diferentes:

    Directo: Cocer la masa directamente recién hecha y puesta en los moldes. Horneamos durante-8 minutos a 200ºC. Dejamos templar un minuto y desmoldamos.
 
    Congelado. Congelamos los moldes con la masa. Horneamos directamente la masa congelada durante unos 12 minutos. Dejamos templar un minutos y desmoldamos.
 
   Con "truco". Horneamos la masa recién hecha como en el primer caso pero solo durante 6- 7 minutos. Dejamos templar y congelamos. A la hora de servir solo tendremos que meterlo en el microondas a máxima potencia un minuto y lo tendremos listo.


8.- Una vez desmoldado lo podemos espolvorear con azúcar glass y lo acompañamos con algo de fruta ( mejor si es ácida para dar un contrapunto de sabor) o, también queda genial, acompañarlo con helado.

Aprovechando que estamos en temporada e fresa yo he preparado un culís de fresas rápido para acompañar: Cocemos durante unos 5 minutos 100 gr de fresas a trocitos con 50 ml de agua, una cucharada de azúcar y unas gotas de limón. Trituramos y pasamos por un colador para que nos quede bien fino y sin grumos. ¡Queda una salsa deliciosa! ¡Y menudo color!

Otro acompañamiento que le va genial es el helado ya que crea un contrate genial con el bizcocho calentito. Si sois muy golosos podeis ponerle helado de chocolate, una opción más suave es un helado de vainilla o coco pero, a mi, por ejemplo me encanta con helado de frutos rojos o de mandarina ya que el ácido ayuda ayuda a limpiar un poco la boca despues de tanto chocolate...  ¡Mira si tienes ideas para elegir!

Por cierto, esta receta se la he "robado" a Iván Plademunt del blog "El restaurante imaginario" ya que fue el blog elegido para el Asaltablogs de este mes. La publicación era este pasado domingo pero por cuestiones de trabajo no llegué a tiempo.


3 comentarios:

  1. Un caprichos! Delicioso. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  2. Que rico, menudas tentaciones, jajaja
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  3. Guau! Qué glotonería me ha entrado al ver este postre jijiji. Te ha quedado fantástico. Me encanta aunque solo lo he hecho una vez.
    Ahora me lo comería para merendar.
    Feliz tarde

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!