Patatas guisadas con costillas y setas


¿A que con este tiempo lo que apetece es guiso tradicional, de los de toda la vida? Pues justamente eso pensé yo ayer... Así que, aprovechando unas costillas que tenia en el congelador, preparé estas deliciosas patatas guisadas con costillas y setas. Una receta muy sencilla que reconforta cuerpo y alma ¿No creéis?

De esta receta he visto muchísimas versiones: Con más verduras, con pimiento choricero, con las costillas adobadas... Pero yo me he decidido por hacer una versión sencilla y perfecta para el día a día. Sin demasiadas complicaciones tendremos una receta para chuparse los dedos.. ¡Ya os lo digo yo!

¡Vamos con la receta!

Ingredientes

Para 4 personas


400gr de costilla de cerdo troceadas
3 patatas grandes
200gr de setas (Yo utilice de las congeladas pero podeis usarlas frescas: de cardo, champiñones,..)
Una cebolla grande
1/2 pimiento rojo
1 tomate maduro
1 cucharadita de pimentón dulce
Una guindilla
Un diente de ajo
300ml de caldo de pollo
Aceite de oliva
Sal


Como hacer las patatas guisadas con costilla y setas


1.- Comenzamos poniendo en una olla un par de cucharadas de aceite y calentamos. Mientras, picamos bien fina la cebolla y el pimiento rojo.

2.- Cuando el aceite esté caliente doramos las costillas. Una vez las tengamos bien doradas por todos los lados las retiramos. En ese mismo aceite sofreímos las setas limpias, secas y troceadas (Si fueran muy grandes) durante un par de minutos, las retiramos también

3.- Bajamos el fuego, pochamos la cebolla y el pimiento junto con el ajo entero y la guindilla hasta que las verduras estén blandas. Añadimos el tomate rallado y sofreímos unos 5 minutos más.

4.-  Ahora agregamos el pimentón al sofrito, removemos y enseguida, antes de que se nos queme, vertemos el caldo de pollo.

5.- Cuando comience a hervir añadimos de nuevo las costillas. Las dejamos cocer a fuego suave unos 35-40 minutos hasta que estén tiernas.

6.- Añadimos las setas y las patatas que habremos pelado y chascado previamente. Dejamos cocer durante 10 minutos más y servimos. Si nos gusta la salsa más espesa solo tenemos que chafar un par  de trocitos de patata y volverlos a añadir a la olla, el almidón hará que la salsa tome más cuerpo.

¡Que no se os olvide el pan!


Antes de despedirme, cómo siempre, os recomiendo que si os ha gustado esta receta nos sigáis por facebook y si queréis ver que tramamos podéis verlo en nuestro Instagram

Nos vemos el viernes en la proxima receta ;)

 Un abrazo


5 comentarios:

  1. tienen una pinta genial¡¡¡ seguro que esta bien rico.
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  2. Tiene pinta de quitar el sentío este plato! qué cosa más rica!

    ResponderEliminar
  3. Una pinta estupenda!!!estará riquísimo seguro!!Qué buenos están los guisos!!gracias!

    ResponderEliminar
  4. Me FLIPA este plato, descuida que no se me olvidará el pan, jejeje

    ResponderEliminar
  5. Este finde me pongo a ello!! que buena pinta..... me encantan tus recetas!

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!