Mantecados de aceite de oliva

Mantecados de aceite de oliva

¡Ya estamos en Diciembre! Parece que los días cada vez pasan más rápido y dentro de nada vamos a estar ya envueltos en espíritu navideño y cantando villancicos. ¡Que ganas!

Así que, como no podía ser de otra forma, toca ya a empezar a sacar las recetas típicas de Navidad. Esta receta de mantecados con aceite de oliva se me quedó pendiente el año pasado y este año ha sido la primera que he preparado. ¡Han quedado genial! Nada que envidiar a los mantecados preparados con manteca de cerdo, eso sí, son algo más sanos.

¿Queréis saber cómo se preparan? ¡Pues vamos con la receta!

Vídeo de la receta de receta, paso a paso




Ingredientes

Para unos 10-12 mantecados

250 gr de harina
90 gr de azúcar glass
100 gr de aceite
15 gr de ajonjolí (sésamo)
1 cucharadita de canela
La piel de media naranja rallada

Cómo hacer los mantecados de aceite de oliva


1.- Lo primero que vamos a hacer es tostar la harina. Lo podemos hacer en una sartén a fuego suave o en el horno. Yo he elegido la segunda opción ya que es más difícil que se nos queme la harina de esta forma.

Repartimos la harina sobre una bandeja de horno con papel y horneamos (sin ventilador!!) a 150º durante unos 20 minutos. A mitad de horneado removemos la harina para que el tostado sea uniforme. Dejamos enfriar.

2.- En un bol amplio vertemos el aceite y añadimos el azúcar glass, la piel de naranja rallada fina y la mitad del ajonjolí. Mezclamos bien.

Mantecados de aceite de oliva

3.- Una vez tengamos la harina fría la añadimos también al bol y amasamos con las manos hasta tener una masa homogénea y sin grumos.

4.- Dividimos la masa en bolitas de entre 25-30gr y le damos forma usando los moldes. Si hacéis mucha cantidad de masa os resultará más fácil estirar la masa con rodillo y cortar con un cortapastas.

5.- Colocamos con cuidado todos los mantecados en una bandeja de horno con papel, espolvoreamos con el resto del sésamo y los horneamos a 200ºC (con el horno ya precalentado) durante unos 15 minutos hasta que comiencen a estar dorados por encima.

6.- Los dejamos enfriar a temperatura ambiente sin tocarlos de la bandeja ya que son muy delicados mientras tienen temperatura. ¡Buen provecho!

Cómo siempre, os recomiendo que si os ha gustado esta receta nos sigáis por facebook y si queréis ver que tramamos podéis verlo en nuestro Instagram

¡Ah! y si estáis buscando más recetas para Navidad no os perdáis esta recopilación que os he preparado.


Mantecados de aceite de oliva

¡Nos vemos en el próximo post! Un abrazo


3 comentarios:

  1. Acabo de encontrarte Tarde, lo sé. Pero me pareces todo un decubrimiento, que bien me vienes para estas fiestas de comilonas....
    Me encantan estos mantecados, es increíble pero incluso parecen ligeros. No tardare en ponerlo en práctica. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Como me gustan los mantecados, de cualquier sabor... Pero estos tuyos tienen una pinta increíble Juanan!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  3. Este año quería hacer mantecados, pero no sabía que también se podían hacer con aceite de oliva, así como dices tu siempre serán más sanos. Si me animo ya te contaré.
    besos,

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!