Aigua llimó negra. Granizado de limón al caramelo

Aigua llimó negra. Limonada al caramelo

¡Casi llego! Ya a finales de agosto y vengo yo con una receta de granizado.. Bueno, con el tiempo que está haciendo seguramente aun nos quede un mes, mínimo, de verano..

Esta receta es muy tradicional de la ciudad de Cocentaina, en la provincia de Alicante donde se elabora tradicionalmente desde hace muchos años ¡La verdad es que solo la he podido encontrar allí! 

Me apetecía mucho publicarla ya que me recuerda mucho a cuando era pequeño y vivía cerca de allí. Era tradición que el postre de los domingos de verano fuera esta limonada negra. La verdad es que la sobremesa con esta bebida podía alargarse durante horas y muchas veces venían a casa vecinos o amigos y siempre acabábamos bebiendo litros y litros de esta limonada ¡Muchas veces la comida se nos juntaba con la cena!

¡No me enrollo más! Solo os aconsejo que la probéis que seguro que os encantará.

Ingredientes

Para 6 vasos 

1,5 l de agua
2 Limones (mejor de piel gruesa)
1 ramita de canela
300 gr de azúcar


Cómo hacer "aigua llimó negra" o limonada al caramelo.


1.- Comenzamos haciendo un almíbar ligero con 0,5 l de agua, 150 gr de azúcar, la piel de los limones (sin la parte blanca) y la ramita de canela. Ponemos a cocer todo junto en un cazo durante unos 10 min. Apartamos del fuego y tapamos. Dejamos reposar.

2.- En otro cazo ponemos el resto del azúcar y lo ponemos al fuego con unas gotitas de agua. Cocemos hasta que se convierta en un caramelo oscuro. Debe tomar bastante color pero sin llegar a quemarse ya que amargaría.  Cuando lo tengamos ya apunto apartamos del fuego y vertemos el almíbar que habíamos preparado anteriormente. Cuidado porque la temperatura del caramelo será muy alta.

3.- Ponemos de nuevo el cazo al fuego y removemos hasta que se hayan mezclado perfectamente el caramelo con el almíbar. Colamos para eliminar el limón, la canela y los posibles trocitos de caramelo que se nos hayan podido quedar.  Enfriamos

4.- En un tupper o botella grande mezclamos el almíbar frío con el resto del agua (1 litro) y el zumo de los limones y ponemos a congelar. Cada media hora lo sacamos y removemos para evitar que se formen cristales de hielo muy grandes. Repetiremos este proceso 3 o 4 veces más hasta que tenga ya textura de granizado. ¡Que lo disfrutéis!


¡Nos vemos en el próximo post! Mientras podéis seguirnos en nuestra pagina de Facebook, y también puedes ver que tramamos a través de Instagram, G+, Pinterest y Youtube.

Gracias por leerme



1 comentario:

  1. Estupenda receta. Creo que está muy bien conseguda.

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!