Focaccia basica, paso a paso


Comenzamos la semana con una receta que todo el mundo debería tener en su libreta de recetas básicas ¡La focaccia italiana! No hay nada mejor para una cena con amigos o de picoteo que preparar una focaccia con lo que mas nos guste (O lo que tengamos a mano)

Esta receta yo la probé hace ya un par de años cuando me la dio un compañero de trabajo italiano ¡Así que más autentica imposible!  Desde entonces no he hecho otra receta ¡Siempre me ha salido genial! Eso si, ya os digo que vais a necesitar un poco de tiempo.

Pero como siempre podemos hacer algunas "trampas" que nos ahorraran algo de tiempo:

-Una forma de acortar el tiempo es no hacer el pre fermento, simplemente mezclando todo directamente. Os diré que se puede hacer pero tened en cuanta que la masa os quedará algo menos mullida.

-Otra trampa es lo que yo llamo "la incubadora" y es simplemente calentar el horno al mínimo (50ºC) y hacer dentro los fermentados. Se reducen a menos de la mitad de tiempo, eso si, los más puristas dicen que tiene menos aromas y sabor...

Hacedla como queráis ¡Pero tenéis que probarla!

   Ingredientes 

Para dos focaccias de unos 30cm

600gr de harina de fuerza
100gr de sémola
500ml de agua
4gr de levadura prensada
80gr de aceite de oliva
20gr de azúcar
12gr de sal
500ml de agua
Hierbas ( romero, tomillo, orégano..)
Sal en escamas


   Cómo hacer la focaccia básica


1.- Para comenzar preparamos un prefermento (o biga): Mezclamos 150gr de la harina, con la mitad de la levadura y 100ml de agua templada. Nos quedará una masa muy húmeda y pegajosa. Tapamos el reicipiente con film y lo dejamos fermentar toda la noche (entre 8h y 10h)

2.- Al día siguiente preparamos ya la masa final de la focaccia. Hacemos un volcán con la harina y añadimos el resto de la levadura disuelta en el resto de agua (400ml), el azúcar, 50 ml de aceite de oliva, la sémola y el prefermento. Añadimos también la sal pero en la parte exterior del volcán. Mezclamos bien, a mano o a maquina.


3.- Después del amasado volcamos la masa sobre una mesa enharinada. Es una masa muy liquida por lo que será difícil manipularla con las manos. La podemos manipular con la ayuda de una rasqueta o con las manos untadas en aceite. El amasado es muy sencillo debemos ir cogiendo los extremos he ir metiéndolos hacia el centro como si hiciéramos un atillo. Amasamos durante unos 15 minutos

4.- Cubrimos una placa de horno con papel parafinado y lo untamos bien con la mitad del aceite que nos queda (15gr). Colocamos la masa en la placa con los pliegues hacia abajo. Espolvoreamos la superficie con un poco de harina y la cubrimos con film. La dejamos reposar una hora para que fermente de nuevo.

5.- Una vez fermentado de nuevo quitamos con cuidado el film. Con las manos enharinadas aplastamos delicadamente la masa con cuidado de no eliminar el aire que tiene dentro. Se trata solamente de darle forma para que ocupe toda la placa.

6.- Ahora, con un dedo hacemos los hoyos que le dan la forma típica a este pan (Con cuidado de no agujerear la masa!!)

7.- Metemos la focaccia en el horno a 220 °C  (precalentado) y la cocemos durante 30 minutos. La podemos comer templada, o fría. Aguantará perfectamente un par de días si la resguardamos del aire.

Espero que os haya gustado esta receta, y si es así me encantaría que la compartierais en vuestras redes sociales ¡Así podre llegar a más gente!


Nos vemos mañana, mientras podéis seguirnos en nuestra pagina de Facebook, y también podeis ver que tramamos a través de Instagram, G+, Pinterest y Youtube.

Muchas gracias por leerme



1 comentario:

  1. Que buena pinta, me encantan para cenar.Te quedó genial.Bsss

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!