Helado de miel y sésamo



Cómo me esta gustando esto de hacer helados, en cuanto le coges el truco ¡Se pueden hacer de cualquier sabor! Además aunque parezca que son laboriosos lo bueno que tienen es que se puede hacer un día la crema y otro día la parte del mantecado(o helado) ¡Solo hace falta organizarse un poco!

Y dicho todo esto ¡vamos con la receta del helado de hoy! No se porque pero me encanta intentar preparar helado diferentes o que sean menos conocidos. En este caso he intentado reproducir, con bastante buen resultado, el primer helado que me comí el año pasado en Venecia ¡Qué recuerdos! Miel y sésamo, una combinación genial y que recuerda bastante a la repostería árabe.

Por cierto, cambiando de tema.. Hace ya un tiempo que recibo bastantes mensajes con dudas de recetas o sobre cocina en general y estaba pensado en crear un grupo en facebook para hablar obre recetas, gastronomía, y tal ¿Que os parece la idea? Bueno.. Seguiremos informando..

Mientras, os dejo con la receta de este delicioso helado de miel y sésamo ¡Vamos a por ella!

Ingredientes para el helado miel y sésamo


250ml de leche (mejor entera)
250ml de nata
100ml de miel (más suave o fuerte, a vuestro gusto. Yo utilicé de romero)
1 cucharada sopera de semillas de sésamo


Cómo hacer el helado de miel y sésamo


1.- En un cazo calentamos la leche, la nata y la miel. Cuando rompa a hervir apartamos del fuego y dejamos reposar durante media hora. Después enfriamos en la nevera durante un par de horas minimo.

2.- En una sartén sin aceite(mejor antiadherente) tostamos las semillas de sésamo hasta que comiencen a tomar color. En cuanto tengan un tono tostado suave apartamos del fuego y dejamos enfriar fuera de la sartén.

3.- Ahora dependiendo de si tenemos heladera seguiremos los pasos 3 y 4 que os contamos el post del helado de fresas. Y si no teneis heladera ¡No pasa nada!Congelamos la mezcla y removeremos cada cierto tiempo, una media hora, hasta que tenga la consistencia adecuada.

4.- En cualquiera de los dos casos cuando el helado esté casi, agregamos las semillas tostadas, mezclamos y terminamos de congelar. ¡Y ya lo tenemos listo para disfrutar cuando queramos! Solo hace falta dejarlo unos 10- 15 minutos fuera del congelador y lo tendremos perfecto.


Nos vemos mañana con una nueva receta, mientras podéis seguirnos en nuestra pagina deFacebook, y también puedes ver que tramamos a través de Instagram, G+,Pinterest y Youtube.

Gracias por leerme

3 comentarios:

  1. Creo que todos los que hemos probado helados en Venecia no nos olvidamos de ese sabor tan rico, y la verdad que tu con este lo has bordado tiene que ser una delicia, con esos dos ingredientes tan peculiares . Mil besicos

    ResponderEliminar
  2. Te doy toda la razón, esto de hacer helados es un vicio, empiezas y los quieres hacer de todos los sabores, si no fuera por el tiempo que tiene que estar la heladera congelando los hacía más todavía!!
    Esta combinación me encanta, como dices, tiene que parecerse a los dulces árabes que me apasionan, así que razón de más para hacerlo!!
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho la combinación de sabores que propones. Me parece muy original y creo que tiene que funcionar perfectamente. Yo aún no me he animado a preparar helado casero, pero leyendo tu entrada las ganas se han apoderado de mí.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!