Hojaldre de calabacín y hummus



 ¡Como me gusta el hojaldre, es tan versátil! Se puede utilizar para un montón de recetas tanto dulces como saladas ¡Y siempre queda genial!

Yo siempre tengo en el congelador alguna lamina congelada y en esta ocasión me ha venido genial para preparar esta coca de calabacín. En un principio quería hacerla solo con verduras, pero me pareció que podía quedar más original si le añadía algo de base. Al final me decidí por un puré de garbanzos ya que no aporta apenas humedad al hojaldre y ademas le da un contraste genial tanto en sabor como en textura. ¿Os apetece prepararla en casa? ¡Pues vamos con la receta!


   Ingredientes 

1 lamina de hojaldre
1 calabacín
1 cebolleta pequeña
100 gr de garbanzos ya cocidos y escurridos
1/2 cuchradita de comino molido
1 cucharadita de tahin (pasta de sésamo)
Zumo de 1/4 limón
Pimienta
Sal
Aceite de oliva


   Cómo hacer hojaldre de calabacín y hummus

1.- Comenzamos precalentando horno a 200ºC. Mientras se calienta cortamos el calabacín a rodadas de unos 4-5mm y los cocemos unos 2 minutos en agua hirviendo. Escurrimos y enfriamos los calabacines en un bol con agua fría y hielo para cortar la cocción.

2.- Para la base de hojaldre. Cortamos 1cm del borde de la lamina de masa y la pegamos con unas gotas de agua sobre los laterales para crear un especie de marco. Con un tenedor pinchamos toda la parte central de la masa.

3.- Preparamos también el hummus. Con un robot de cocina, o un tenedor, trituramos los garbanzos. Mezclamos con el comino molido, la pasta de sésamo, el zumo de limón, la sal y la pimienta hasta conseguir un puré cremoso.

4.- Un a vez tengamos el horno caliente colocamos el hojaldre en una bandeja con papel de horno y cocemos a 200ºC durante 10 minutos hasta que suba pero sin que llegue a tomar color.

5.- Sacamos la masa del horno, la dejamos templar unos minutos. Cubrimos con el puré de garbanzos y encima colocamos el calabacín y la cebolleta a rodajas finas. Añadimos un chorrito de aceite y horneamos de nuevo 15 minutos más. ¡Buen provecho!

Este hojaldre se puede consumir tanto frio como caliente, eso si, os aconsejo no guardarlo en la nevera ya que con a humedad el hojaldre pierde su textura característica.


Nos vemos en el próximo post mientras podéis seguirnos en Facebook, Instagram, G+, Pinterest y, ahora también, en Youtube.

Un abrazo

3 comentarios:

  1. Que color tan vivo tiene ese hojaldre de calabacín!!! Transmite mucha frescura!!! Me ha gustado mucho!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  2. Que delicia, muy original!!!

    ResponderEliminar
  3. Que color mas bonito y desde luego sana y deliciosa.Bssss

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!