Cebolla caramelizada especial


Esta receta no sabia muy bien como titularla: mermelada de cebolla, cebolla caramelizada, cebolla confitada, cebolla en dulce... Para que nos entendamos ¿Habéis preparado alguna vez pollo al horno con una base de cebolla? Cuando la comes esta entre cocida y frita con un sabor muy potente.. Pues algo así pero más dulce.. ¡Deliciosa!

Esta receta la aprendí de un restaurante donde trabaje hace unos años y la utilizábamos para acompañar una tabla de paté ¡Era uno de los platos que más vendíamos! y no por el paté si no porque ¡A todo el mundo le encantaba esta cebolla! Desde entonces he guardado esta receta como oro en paño. Creo que ha llegado el momento de compartirla ¿No creéis?

Ingredientes (Para conseguir unos 300-350gr)

1kg de cebollas
450 - 470gr de azúcar blanco
70 ml de aceite de oliva
Agua

Cómo hacer la cebolla caramelizada especial

1.- Pelamos la cebolla y la cortamos por la mitad. Luego la cortamos en juliana fina. Importante cortarla en contradirección de los nervios (esas lineas que tiene la cebolla que van de arriba a abajo)

2.- Una vez tengamos la cebolla cortada la pesamos y le añadimos la mitad del peso en azúcar. Mezclamos y dejamos reposar entre 8 y 12h tapada en la nevera. Lo más fácil es córtala  por la noche y dejarla hasta el día siguiente.

3.- Una vez haya pasado el tiempo de reposo veremos que la cebolla ha sudado mucha agua, es normal. Ponemos una cazuela a fuego suave y vertemos la cebolla con el azúcar, el agua que ha soltado y añadimos el aceite. Mezclamos.

4.- Dejamos cocer a fuego muy suave hasta que tome un color dorado. Es importante no remover la cebolla mientras se carameliza ya que eso hará que se cristalice y luego quedará dura. Si vemos que por algunas zonas toma color mas rápido que en otras podemos mover la cazuela para que el fuego de en otro punto. Otro cosa importante es ir añadiendo agua poco a poco para que no se queme antes de caramelizarse. Con una cucharada sopera cada vez será suficiente, en total 7-8 veces durante todo el proceso.

5.- Una vez tenga ya el color y la textura adecuadas (pensad que en frio estará más espesa) la dejamos que enfríe a temperatura ambiente y luego la guardamos en la nevera en un recipiente cerrado.


Mi consejo es que, ya que lleva algo de trabajo, hagáis bastante cantidad y luego la almacenéis ( o la repartais entre familia y amigos)

Espero que os haya gustado esta idea ¡Y buen provecho! 

Nos vemos en el próximo post, mientras podéis seguirnos en Facebook, Instagram, G+Pinterest y, ahora también, en Youtube.



8 comentarios:

  1. Ay que me encanta, voy a hacer kilos, no, toneladas, y no pienso compartirla, pienso comérmela to-di-ta!! Buenos días, Juanan, feliz miércoles!

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla de cebolla caramelizada que nos presentas!!! Tiene que estar riquísima!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  3. Se puede hacer en la thermomix? ??gracias de antemano

    ResponderEliminar
  4. Se puede hacer en la thermomix? ??gracias de antemano

    ResponderEliminar
  5. Adoro la cebolla caramelizada. Para la próxima pruebo tu versión.

    ResponderEliminar
  6. Adoro la cebolla caramelizada. Para la próxima pruebo tu versión.

    ResponderEliminar
  7. mmmm que buena pinta, yo hice la cebolla caramelizada también aunque con azúcar moreno jejeje Un beso,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Anónimo18/11/16

    La voy a hacer. Me encanta la cebolla caramelizada.
    Una vez dentro de los tarros se cierran y se hierven como las conservas?

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!