Panna cotta de vainilla con mango para el #Asaltablogs

receta-panna-cotta-vainilla-mango

Si, lo confieso, ¡Tengo sidrome de Diógenes! Desde que comencé con esto del blog he ido acumulando una cantidad ingente de tarros de cristal ¡Son tan monos! ¡Y tan versátiles!Lllevo ya mas de una treintena de estos botecitos y ha ido a peor, ya guardo hasta los botellines y cojo botes de casas de amigos y familiares¡Hay Dios!

En casa ya me han dado el ultimatum: O les doy uso o me toca mandarlos a reciclar, así que este año me he propuesto ir utilizándolos...

El primer paso ha sido al buscar la receta del blog de Isa Azucarglass, que es el asaltado de este mes. Debia encontrar recetas que se pudieran "enfrascar". Al final la receta que me ha inspirado ha la panna cotta con salsa de brevas y que yo he trasformado a mi gusto.

Como muchos ya sabreis la panna cotta es uno de los postres italianos, concretamente de la región del Piamonte, mas conocidos internacionalmente y literalmente sigunifica "nata cocida". Su sabor es muy suave y por eso normalmente se suele aromatizar con especias y se acompaña con salsas o guarniciones ácidas como, por ejemplo, los frutos rojos o, como yo en esta ocasión, de un coulis de mango.


   Ingredientes para 4 personas

Para la panna cotta
400 ml de nata para postres
1 rama de vainilla
40g de azúcar
5 láminas de gelatina (Yo use las del Lidl)

Para el coulis de mango
300 gr de mango sin piel ni hueso puede ser fresco o en conserva.
50 gr de azúcar
50 ml de agua
2 Cucharadas soperas de zumo de limón

receta-panna-cotta-vainilla-mango

   Como hacer panna cotta de vainilla con mango

1.- Empezaremos calentando la nata en un cazo junto con el azúcar y la rama de vainilla abierta longitudinalmente y raspada el interior (Así se soltaran más facilmente las semillas que son lo que aporta el aroma) Debe calentarse pero no debe llegar a hervir. Apartamos del fuego

2.- Mientras calentamos la nata ponemos las láminas de gelatina a hidratar en un bol lleno de agua fría Es importante añadirlas de una en una, de lo contrario se quedaran pegadas y no se hidrataran correctamente.

3.- Cuando estén hidratadas las escurrimos apretándolas con la mano y las añadimos a la nata que ya tendremos fuera del fuego pero caliente. Removemos bien.

4.- Colamos la mezcla para eliminar los trozos de corteza de vainilla y si hay algún trocito de gelatina que no se haya disuelto.

5.- Repartimos la nata en 4 tarros individuales (Si no tenéis tarros, también se puede hacer en moldes de flanes y luego desmoldar) Dejamos reposar hasta que templen y luego enfriamos en la nevera.

6- Mientras se enfrían las panna cottas preparamos el coulis de mango. Para ello ponemos todos los ingredientes en un cazo al fuego  y dejamos cocer un par de minutos. Trituramos, colamos y enfriamos.

7.- Al momento del servicio cubrimos la panna cotta con un poco de coulis de mango y servimos el resto de coulis en una salsera para que la gente se sirva a su gusto. ¡Y a disfrutar!

receta-panna-cotta-vainilla-mango

¡Ya veréis como os encanta!

Por cierto, como ya os he comentado anteriormente, si o ha gustado la receta, me hacéis un gran favor compartiendo este post en vuestras redes sociales dándome así la oportunidad de llegar a más gente.

Muchísimas gracias de antemano y ¡Nos vemos en el próximo post!

Un abrazo


15 comentarios:

  1. Jajajaja, si a mí me pasa lo mismo con los botes de cristal!!!! Estoy juntando... Buff, para dar y tomar!!! Pero merece la pena guardarlos si después con ellos se preparan recetas tan ricas como esta panna cotta de vainilla y mango... Mmmmmm

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  2. Baja di que si! Esos botes son monisimos!!! Yo tengo dos de cada, de los que mas me gustan. Solo cojo un par para así obligarme a adecuar las recetas para dos raciones! Jajajaja
    En cuanto a la panna corta... Riquisima! Además el mango le va ideal para contrastar sabores!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. jaajajajaa... conozco ese síndrome de diógenes... jaajajaa
    Los vasitos de panna cotta tienen una pinta riquísima!
    magnífico asalto :)
    besos

    ResponderEliminar
  4. Pues no te creas que no pensé en el mango pero al final dije, venga, frambuesa... pero que ricos... me encantaaaaaaaan tus pannacottas!!! Y tus tarritos de cristal también ¡que cuquis! ¿De que son?
    Besitos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Menos mal que cambiaste! jeje pues los botes son de todo jaja, guardo los de mermeladas, o los de salsas, los de las legumbres, los de aceitunas... Los de la foto son de verduras de las que vienen ya cocidas..

      Eliminar
  5. Que ricosss y que monos te han quedado. Los tarritos de cristal tb son mi perdición, besos

    ResponderEliminar
  6. Una pannacotta muy rica y una presentación muy bonita.
    Buen asalto.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Qué ricos!!!!
    No eres el único. ..yo también voy guardando cosas que al final no utilizo
    Un besito Juanan

    ResponderEliminar
  8. Anda calla calla, que toda la parte mas alta de los muebles de cocina, donde no llego jeje, las tengo llenas de botes de todos los tamaños y formatos, pero ahora es que guardo cualquier cajita mona que caiga en mis manos, siempre pienso que, o para fotos, o para galletitas, en fin,,,,que somos asi todos, por cierto la versión vasito siempre me ha gustado, pero esta versión "tarrito" me da que me va a inspirar mas de una receta....el mango me flipa, probarle la pannacotta,besitos

    ResponderEliminar
  9. Genial! me lo apunto y comparto en redes sociales :)

    ResponderEliminar
  10. Esto es un clásico de mi casa cuando compro nata en packs de 3, gasto uno y de pronto veo que los otros dos caducan mañana. Panacotta y resuelto.

    Te ha quedado estupenda, genial asalto!

    ResponderEliminar
  11. Yo también acumula trastos y botecitos... me van a echar cualquier día!

    ResponderEliminar
  12. esos vasitos tienen una pinta deliciosa, me encantan! un beso!

    ResponderEliminar
  13. Deliciosa, la pannacotta me gusta hasta sola! Tan sencillita y tan buena! Con el mango debe combinar tan bien, para algo tan graso una fruta bien refrescante y tropical. Unas fotos estupendas!

    ResponderEliminar
  14. Maravillosa la presentación, me encanta la combinación con mango y vainilla ¡Un asalto estupendo! Por cierto, por aquí otra con síndrome de Diógenes y va a más... Un besote.

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!