Patatas bravas con ajo y pimentón


Después del descanso vacacional este mes ha vuelto el Reto de Cocinamos con Reina. En su particular vuelta gastronómica por España este mes hemos hecho parada en Madrid y entre todas las recetas castizas nos hemos quedado con las Patatas Bravas ¡Cómo no!

Así que aquí os traigo mi versión especial de las patatas bravas: Una receta de Salsa brava muy fácil y, ademas, unas patatas en dos cocciones ¡Que están riquísimas!



   Ingredientes

8- 10 patatas de guarnición (las pequeñas)
Aceite de oliva
2 dientes de ajo
Mayonesa

Para la salsa brava de pimentón
1 cucharadita de pimentón picante
150 ml de salsa de tomate (mejor casera)
1 cucharada sopera de aceite
Sal y pimienta

   Elaboración
Tiempo de elaboración: 35 minutos.

1.- Ponemos las patatas enteras a cocer en agua con un puñadito de sal. Las cocemos unos 15 minutos, deben quedar cocidas pero sin llegar a deshacerse.

2.- Mientras se cuecen las patatas preparamos la salsa. Ponemos el aceite en la sartén y cuando tenga temperatura (sin llegar a humear) apartamos del fuego y le añadimos el pimentón. Removemos y enseguida añadimos la salsa de tomate. Este paso debe ser muy rápido ya que si cocinamos el pimentón demasiado tiempo se quemará y amargara la salsa.

3.- Un vez  tengamos las patatas cocidas las escurrimos y las cortamos en cuartos.

4.- En una sartén (si es de hierro mejor) Ponemos un chorrito de aceite y los ajos en laminas y las patatas y ponemos a fuego fuerte. Cocinamos durante 7-8 minutos hasta que las patatas comiencen a dorarse. Debemos ir removiendo para que las patatas se doren por igual pero con cuidado para no romperlas.

5.- Servimos caliente con la salsa brava de pimentón y mayonesa al gusto.

  Consejos


  • Si la salsa os queda muy liquida podéis cocerla unos minutos más para reducirla y que tome cuerpo
  • Si preferís una salsa más suave podéis utilizar 1/2 cucharadita de pimentón dulce y 1/2 de pimentón picante o solo pimentón dulce.
  • Si os gusta mucho el picante podéis añadir una guindilla cuando pongáis las patatas a dorar.


Espero que os haya gustado esta receta diferente de bravas y os animo a visitar el post recopilatorio de Cocinamos con Reina: Madrid y sus patatas bravas donde encontrareis un montón de recetas de bravas que seguro os encantaran

¡Nos vemos en el siguiente post!



11 comentarios:

  1. Juanan, la primera vez que vi las patatas bravas con mayonesa fue en Valencia, en tu tierra. En Madrid las verás así en pocos bares, pero me parece una buena idea para contrastar con el picante de la salsa, sobre todos para los que no toleramos las salsas muy fuertes.

    ResponderEliminar
  2. que ricaaaaaasss!! me has dado unas ganas... uhmm!

    ResponderEliminar
  3. Di que sí! Que piquen!!! Me encantan las bravas, son un aperitivo estrella :) Besotes!

    ResponderEliminar
  4. Esta versión es muy interesante, y la forma de cocinar las patatas me ha gustado mucho. Yo como no soporto el picante me las comeria en versión suave. Bs.
    Julia.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Que pintaza!!!! que tiene tu foto , se me hace la boca agua, muy interesante tu version.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A mi me encanta que le hayas puesto mayonesa, porque por aquí cómo no se estilan las bravas, las ponen así como tú,mezcla de salsa de tomate con su mayonesa por encima, ainss que rico con unas cervecitas....por cierto, has hecho las patatas como realmente se hacen, aunque yo no las hice, así tienen que quedar mas ricas.....gracias y un beso

    ResponderEliminar
  7. Mmmmmmm, una tapita de bravas para mí!!!! Que ricas y como te lo agradecería!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  8. Unas patatas estupendas, que maravilla de reto me ha encantado, enhorabuena sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  9. Ricas, riquísimas y en en sartén quedan ideales BSS!!

    ResponderEliminar
  10. Ojalá en los bares sirvieran unas patatas bravas con esa pinta y hechas con tanto mimo, me ha encantado la doble cocción, voy a probarla en casa para ver qué tal.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Adoro las patatas bravas!!!!! Me encanta preparar en casa cada sábado por la noche, cuando cocinamos algo un poco más "extra" para ver algún partido de fútbol o cuando vienen amigos. Muchas veces tengo la bolsa de patatas de Eismann en el congelador, y la saco cuando me va bien :)
    Isabel

    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!