Tarta de mousse de chocolate blanco y piña


¡Hoy os traigo una receta de mousse de chocolate blanco fácil ¡Pero fácil, fácil! Pero, eso si le he dado un poco de juego añadiéndole un "corazón" de piña.

En principio iba a ser una mousse de chocolate blanco sin más pero me resultaba muy básica así que tras darle unas vueltas vi una tarta de Bea Roque que tenia chocolate blanco y piña ¡Ya estaba claro!

La idea ha quedado genial y os puedo asegurar que el contraste de sabores es brutal. Si pensáis que la mousse de chocolate es demasiado dulce o empalagosa ¡esta es vuestra receta!



Ingredientes (Para un molde de 19cm, 8 -10 raciones)

Para la mousse de chocolate blanco
300 gr de chocolate blanco
50 ml de leche
300 ml de nata para para montar (más de un 35% de MG)
8 gr de gelatina (5 laminas de gelatina del Mercadona)

Para el relleno de piña
un bote pequeño de piña en su jugo
50 gr de azúcar

Para la cobertura de piña
1 bote pequeño de piña en su jugo
3 gr de gelatina (2 laminas de gelatina del Mercadona)

Para la base de galleta
1/2 de paquete de galletas María
120 gr de mantequilla



Elaboración
Tiempo de elaboración: 45 minutos + 4h de enfriado

1.- Forramos un molde desmontable de 19cm con film. Machacamos las galletas y la "amasamos" junto con la mantequilla derretida hasta formar una pasta. Cubrimos la base del molde con la masa de galleetas y enfriamos durante 30 minutos.

2.- Mientras se enfría preparamos el relleno. Trituramos la piña junto con su jugo y el azúcar en la batidora. Ponemos el puré en un cazo y dejamos reducir a fuego lento. Tiene que tomar textura de mermelada. Debemos tener en cuenta que en frío tomara más cuerpo. Dejamos enfriar.

3.- Troceamos el chocolate y lo deshacemos al baño maría junto con la leche. Hay que tener mucho cuidado y no dejar que tome mucha temperatura. Debe quedar una crema homogénea. Añadimos la gelatina previamente hidratada en agua fría. Dejamos templar la crema de chocolate blanco.

4.- En un bol grande montamos la nata hasta conseguir poder hacer picos y que estos no se caigan. Para montar la nata más fácilmente es conveniente que esté bien fría.

5.- Una vez tengamos la nata montada y el chocolate templado (no frío) Lo mezclamos. Para esto primero añadimos un par de cucharadas de nata al chocolate, mezclamos y luego ya añadimos poco a poco la crema de chocolate a la nata mientras mezclamos de  forma envolvente. Debemos tener mucho cuidado con este paso para que la mousse quede con buena textura.

6.- Rellenamos el molde con la mitad de la mousse. cubrimos con el relleno de piña dejando unos centímetros en la parte más exterior. Yo puse la mermelada en una manga para poder repartirla mejor pero podéis usar una cuchara. Cubrimos con el resto de la mousse, alisamos la superficie y dejamos cuajar en la nevera durante un par de horas.

7.- Preparamos la cobertura: Trituramos la piña con su jugo y la ponemos a hervir. Cuando hierva apartamos del fuego y le añadimos las hojas de gelatina previamente hidratas. Dejamos templar.

8.- Cuando tengamos la cobertura templada (casi fría, pero aun liquida) Cubrimos la tarta, alisamos, y dejamos cuajar de nuevo un par de horas.

9.- Desmoldamos. Si hemos cubierto el molde con papel film nos sera mucho mas fácil. Si se nos queda pegado en algún punto podemos despegarlo con un cuchillo mojado en agua templada.

Yo en este caso para decorarla he utilizado unos banderines DIY hechos con una servilleta que tenia a mano y un par de brochetas ¿Que os parece?

¿Os animareis con esta tarta?



PD. Las fotos no son las mejores porque el estilismo que tenia pensado no quedó todo lo bien que me gustaría y preferí hacer unas fotos rápidas sobre un fondo blanco (la cama) Si queréis ver "las otras" las tenéis aquí en el facebook

Un abrazo muy fuerte y gracias por leerme ( y ya si me comentáis os hago la ola ;)


11 comentarios:

  1. Una delicia de tarta y con ese corazón de piña......espectacular!!
    Un saludo de las chicas de Cocinando con las chachas

    ResponderEliminar
  2. seguro que esta deliciosa ¡¡¡¡¡ besotes

    ResponderEliminar
  3. Ohhhhh Juanan, me encanta y reencanta esa tarta!!!! La tengo que probar sí o sí!!!! Me llevo tu receta!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  4. mmm sorprendida me he quedado con este postre tan rico. tiene una pinta deliciosa la tarta esta y además ha quedado preciosa :)
    un saludo
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Pues ya puedes empezar a hacerme la ola, jejeje, aunque mejor te la hacemos a tí, porque es una tarta estupenda. Yo ya la he hecho, como te he comentado en las redes sociales.
    Sólo una duda: la lata de piña pequeña, ¿de qué tamaño o cantidad? Es que según las marcas hay unas más grandes que otras. Es importante, que el centro me quedó más líquido de lo que tenía que quedar.
    Gracias

    ResponderEliminar
  6. me encanta esa tarta, tiene que estar espectacular :P con lo que me gusta el chocolate blanco :P UN beso!

    ResponderEliminar
  7. Juanan la boca agua se me está haciendo solo de ver esta deliciosa tarta....la hago pronto, estoy segura.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Que hambre me esta entrando, puffff, siempre la de choco blanco es como muy cansina, probare esta receta tuya.Un beso de Vanessa de Il Prezzemolo Tritato

    ResponderEliminar
  9. una tarta genial ,sobre todo por que no lleva horno, la pinta es fantastica

    ResponderEliminar
  10. Fácil, rica, práctica y económica, no voy a encontrar nada mejor por mucho que navegue.
    Besos
    Blanca de JUEGO DE SABORES


    ResponderEliminar

Muchisimas gracias por dedicar unos instantes a comentar este post ¡Me hace mucha ilusión!